Censura cinematográfica

Algunos países cuentan con comités encargados de juzgar los filmes a priori de su emisión en las grandes pantallas; un ejemplo claro, el ocurrido hoy en China. Hace apenas unas horas han retirado la última filmación de Quentin Tarantino, Django Desencadenado, en el mismo día de su estreno.

django2

En las salas de cine del país asiático, los espectadores acudieron entusiasmados para deleitarse en pantalla con actores de la talla de Leonardo Dicaprio, Jamie Foxx y Christoph Waltz. Sentados en las butacas, expectantes  a lo que les va a ofrecer Tarantino, sólo pudieron ver los créditos iniciales, ya que se produjo un apagón debido a “razones técnicas”, según informan los trabajadores de los diferentes cines del país; y difundido, a posteriori,  por los indignados espectadores por Weibo, el Twitter chino. Es la primera vez que se conoce la retirada de una cinta durante la premier. Según la agencia Xinhua, la cadena cinematográfica de Shangai “Ultimate Movie Experience” confirma la suspensión de la emisión del “spaguetti western”; de todas formas, ayer fue anunciado que la producción  no sería reproducida en su integridad. La eliminación de dicha filmación de las salas de proyección de Beijing y el resto de país, se debe a un desnudo del cuerpo masculino y no a la violencia que caracteriza a este tipo de películas. Han anunciado la recompensación a aquellas personas que tenían sus entradas compradas para esta película, las cuales serán modificadas para otra película o su remuneración económica.

En China, todos los filmes son sometidos al Buró Central de Cine de Pekín, debido al Régimen Comunista que domina el país ve necesario censurar aquellas imágenes que no estén de acuerdo con sus ideologías políticas o morales, sobre todo son eliminadas aquellas escenas relacionadas con el sexo o la violencia. Finalmente, solo autorizan la proyección de 34 películas por año, no pertenecientes al ámbito nacional.

Hollywood ha tomado la decisión de incluir mas asiáticos al elenco de actores, para la promoción de películas americanas en China; todo por conseguir el aprobado chino. Por ejemplo: Iron Man III, ha añadido una escena para la versión china; o Skyfall, eliminaron una escena la cual el actor Daniel Graig asesina a un agente asiático y fue sustituido por Javier Bardem para no dañar la sensibilidad de los grandes consumidores de arroz del mundo.

Nosotros no nos quedamos atrás, en el 2009 padecimos la censura de la sexta entrega de la saga Saw, tras haber sido  considerada por el Ministerio de Cultura inapropiada, por hacer apología de la violencia; pero anteriormente, fue permitida las cinco entregas que preceden a Saw VI. Esta última fue clasificada como `X´ y emitida solamente en cines eróticos. A día de hoy, no conocemos una explicación razonable, aunque presumamos de ser un país con libre albedrío, la política nos sigue cortando las alas; incluso, en nuestra decisión de amar al séptimo arte con todo lo que conlleva tanto bueno como malo.

Estrella Benchimol

Etiquetado , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

cineONmusic

El hombre crea cultura y mediante la cultura se crea a sí mismo

A %d blogueros les gusta esto: